martes, 10 de julio de 2012

CulturizARTE (I)

Sería bueno aprovechar el tiempo y acercarnos a las obras de tema religioso.

Primero, distinguiremos dos términos: iconografía e iconología.
*La iconografía: etimológicamente "iconografía" procede de dos palabras griegas, eikôn (imagen) y grafein (escribir o describir). Iconografía es, por tanto, la descripción de las imágenes.
*La iconología significa ciencia de las imágenes; su interés va más allá , aspira a clasificarlas y a interpretarlas.
La iconografía de una religión, en este caso de la cristiana, consiste en recopilar, identificar e interpretar los temas religiosos que han inspirado a los artistas a lo largo de los siglos.
La historia del arte estudia las obras desde un punto de vista de la forma, en el sentido amplio del término, que incluye todo lo que se refiere a la composición, al dibujo y al color.
La iconografía sólo se preocupa del contenido o del tema.
La iconografía cristiana es esencial pues no solo interesa a la historia del arte, sino también a la historia de la civilización en general,  del pensamiento humano y más particularmente, del sentimiento religioso.
Refleja como un espejo fiel todos los progresos del pensamiento  y todos los matices de la sensibilidad humana.
A lo largo de la historia, la imagen ha impuesto un cauce de expresión y comunicación entre todos los pueblos. Precisamente por ello consituye un lenguaje unitario con sus propias normas y códigos de interpretación. 
Estos códigos son susceptibles de ser estudiados y analizados para entender las claves de su representación a través de la iconografía.


Las obras que analizaremos están en el Museo del Prado.
Haremos una selección sobre el tema "La vida de Jesús de Nazaret", documentada en lso evangelios de san Mateo, san Marcos, san Lucas y san Juan desde la Anunciación del ángel a Maria hasta la Ascensión del Señor a los cielos y, despues, la figura de la Virgen María.












TEXTO: ANUNCIO DEL NACIMIENTO DE JESÚS. Evangelio según san Lucas 1,26-38

EL TEMA
* El ángel Gabriel, el mensajero de Dios, anuncia a la Virgen María el misterio de la Encarnación
*María acepta el mensaje del ángel y Dios envía al Espíritu Santo en forma de paloma a través de rayos de luz.
*A la izquierda, Adán y Eva, ya cubiertos, son expulsados del paraíso por un ángel enviado por Dios.
*La unión de las dos escenas alude a la redención del "pecado original" por medio de la venida al mundo del Hijo de Dios.
*En al pieza que soporta el retablo, llamada banco o predela, están representadas cinco escenas de la vida de la Virgen María: su nacimiento y desposorios, la visitación a su prima Isabel, la doración de los magos, la presentación del Niño Jesús en el templo y la dormición.



LA ICONOGRAFÍA
*El mayor encanto en las representaciones de la Virgen por el arte cristiano en el transcurso de los siglos es la infinita variedad de gestos y expresiones que traducen la emoción de María al recibir la noticia.
*Al ángel anunciador también se le ha representado en diferentes posiciones. Aquí le vemos con las manos cruzadas haciendo una profunda reverencia.
*La representación del Espíritu Santo transformado en paloma surge de una luz dorada que nace de la mano de Dios.


LA INTENCIÓN DEL AUTOR
Destaca el papel fundamental de la Virgen María en la historia de la salvación al asociar la anunciación con la encarnación y, ésta, con la redención.

EL AUTOR Y SU ÉPOCA
FRA ANGÉLICO (1400-1455)
Esta obra pertenece a uno de los pintores más importantes del Quattrocento, el dominico Fa Giovanni da Fiesole, conocido como Fra Angélico o beato Angélico, por el gran sentimiento religioso que impregna su pintura.
La vida de este autor no es la de un pintor religioso sino la de un religioso que pinta y, según Vasari, nunca tomó los pinceles sin antes haberse entregado a la oración. Su vida transcurrió entre sus obligaciones de fraile dominico y su actividad artística.
La belleza, en arte, es para él un reflejo de la belleza ideal, reflejo a su vez de la armonía universal creada por la mano de Dios.

CLAVES BÍBLICAS
*La escena de la anunciación del ángel Gabriel a María es propia y exclusiva del evangelista san Lucas (1,26-38). En el evangelio de san Mateo también hay una anunciación aunque en este caso el beneficiario es José (cf. Mateo 1,18-25)
*En ella se quiere expresar la creencia cristiana de que Jesús de Nazaret no es un hombre cualquiera cino el Hijo de Dios y el Mesias esperado por la tradición judía -que según se pensaba, tenía que ser de la estirpe de David- lo cual significa la salvación para todos.
*El ser humano -representado en María- participa y colabora en esta oferta de salvación mediante su aceptación, acogida y apertura a Dios: He aquí la esclava del Señor... (v.38)
*La unión de las escenas de la expulsión del paraíso y de la anunciación a María que se aprecia en el cuadro es la expresión gráfica de lo que afirma san Pablo: "Si por el delito de uno (Adán) todos murieron, mucho más la gracia de Dios,  hecha don gratuito en otro hombre, Jesucristo, sobreabundó para todos. (Romanos 5,15)
Fuente: JESÚS EN EL MUSEO DEL PRADO, Ed. PPC.

La anunciación de Fra Angélico en el Museo del Prado


VIDEO: Jesús y María en el Museo del Prado

1 comentario:

Maribel Andreu dijo...

Mil gracias, Lola, por esta preciosa entrada!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...